gallery/tapa arteca front
Tres impresiones, de Mario Arteca

En estos libros, separados entre sí por años pero no por actitud, Mario Arteca escribe a partir de cuadros y de textos sobre cuadros. Un artista que habla de otro que habla de otro. Como un catálogo que impusiera su estilo referencial, como un recuento de catálogo o un homenaje, pero solo para permitir la apertura hacia otro lado, hacia la reflexión que apenas toca su objeto se despliega como poesía. La escritura poética de Arteca, sabia ahora, como desde hace muchos años, opera desde una distancia que le permite ser autónoma sin olvidar el origen de su discurso. 

Leer este libro, con cuidado, es confirmar una posibilidad de la poesía siempre conocida pero rara vez practicada, al menos de manera sistemática: la de moverse, por derecho propio, en los márgenes de la referencia, en la mirada oblicua sobre una circunstancia que libera otra historia, otra versión de lo mismo, salida de la impresión, del sentimiento, de la comunión estética con lo que está catalogado. Esa es la base, que no sería nada sin la escritura iluminada, cerradamente poética y claramente Arteca, que se flexibiliza en cada movimiento. Es esa escritura la que habla en el libro entero, a la vez desde afuera y desde adentro, como para recordar al lector qué cosa es la poesía.

Roberto Appratto

 

 

Nació en La Plata, 1960. Publicó: Guatambú (Tsé- Tsé, 2003), La impresión de un folleto (Siesta, 2003), Bestiario búlgaro (Vox, 2004), Cinco por uno (Vox, 2008), Horno (Al Margen, 2009), Cuando salí de La Plata (CILC, 2009), Nuevas impresiones (La Calabaza del Diablo, Santiago de Chile, 2010) y La orquesta de bronces (Goles Rosas, Mar del Plata, 2010), entre otros.

 

También disponible en añosluz:

Hotel Babel

Prensa

186 p. 20 x 14 cm. 

2017